seguro para perros domésticos

Últimamente se oye hablar mucho sobre los seguros para perros domésticos. En redes sociales, en el veterinario, en los parques… siempre hay alguien que pregunta eso de: “los seguros para perros domésticos, ¿son importantes?”

Es normal que surjan dudas en temas de seguros. ¿Realmente me cubrirá cuando más lo necesite? ¿Cuáles son las exclusiones? ¿Es obligatorio tener uno? En este post revisamos lo más importante de los seguros para perros domésticos para que decidas si es importante o no tener uno.

Qué son los seguros para perros domésticos

Un seguro para perros domésticos puede agrupar diferentes coberturas. Normalmente estos seguros se entienden como los seguros veterinarios, que corren con los gastos del veterinario en caso de enfermedad de nuestro perro. Pero los seguros para perros son mucho más:

  • Seguro de accidentes. Tu mejor amigo puede necesitar asistencia veterinaria en caso de accidente, y estas facturas no suelen ser nada baratas (si te ha pasado, ya lo sabes, pueden llegar fácilmente a rondar los mil euros). Es posible que se traguen un huesito de jamón, una piedra o el mando a distancia. Que se metan por una vaya jugando y se queden enganchados, o que salten de un desnivel y se clave un palo en la pata. Y aunque no nos importe gastar lo que haga falta para que nuestro perro se ponga bien, tener un seguro que corra con los gastos, no suena nada mal ¿no?
  • Seguro de enfermedades. Esperamos no necesitar acudir al veterinario por una enfermedad de nuestro perro, pero si sucede hay que estar preparados. Estos seguros cubren los gastos del veterinario, las consultas, pruebas, hospitalizaciones, cirugías que pueda necesitar nuestro amigo en caso de que enferme, le surja un bulto en la piel o tenga una dilatación gástrica por ejemplo.
  • Seguro de responsabilidad civil. Si tu perrete causa algún daño a una persona, este seguro se encarga de protegerte frente a reclamaciones o indemnizaciones de terceros. Cubren esos casos en los que tu perro se escapa y sin querer provoca un accidente. O cuando se enzarza con otro perro y le muerde. O incluso si rompe las gafas de otra persona. El seguro de Responsabilidad civil se encarga de ese tipo de gastos. Además es obligatorio para algunas razas (como por ejemplo, las consideradas ppp o potencialmente peligrosas), determinados perros que por sus características físicas pueden probocar algún daño e incluso, en algunas provincias, como Madrid o País Vasco. De hecho, se acaba de presentar un borrador de ley, que si sale adelante, obligará a que todos los perros cuenten con este tipo de seguro. Los seguros del hogar en ocasiones, incluyen una cobertura relacionada de responsabilidad civil para mascotas, pero son coberturas muy básicas. Consulta en tu póliza del hogar para asegurarte de que la tuya lo incluye. Y ojo, el tomador de la póliza de hogar, tiene que ser el propietario del perro, si no, los seguros de hogar pueden no cubrir el incidente. Te recomendamos revisar este punto y asegurarte de que tienes una póliza completa que cubra lo que realmente necesitas.
    Es bueno saber que las coberturas de responsabilidad civil, son acumulativas.
  • Seguro en caso de pérdida o robo de nuestro perro. Esto, más que un tipo de seguro, suele ser una cobertura incluida en los seguros arriba mencionados. En caso de que se extravía el animal, cubren con los gastos de localización o incluso con el gasto de la residencia hasta que puedas ir a buscarlo.
  • Y si fallece (esperamos que no pase hasta dentro de mucho mucho tiempo), también están contigo y se encargan de todo. Esto significa, que te cubren el gasto de sacrificar y de incinerar a tu perro para ayudar de alguna pequeña forma, a pasar ese momento tan doloroso y que te puedas despedir tranquilamente.

Cuándo conviene tener un seguro para perros domésticos

Si cuidas de un perro al que quieres, ya solo ese es un buen motivo para hacerle un seguro de mascotas como este. Es habitual que gastemos dinero en comprarles juguetes, comida natural, accesorios, peluquería… ¿y en su salud? Conviene tener un seguro especialmente:

  • cuando el perro tiene más de 3 meses, son aún pequeños y tienen mucho mundo que descubrir.
  • Antes de los 7 años para poder contratar el seguro de enfermedades. Una vez que cumplen esta edad, ya no suelen poder contratar un seguro. Aunque ¡es vitalicio!
  • cuando tienen un buen estado de salud y no está incapacitado
  • si quieres cuidarle lo mejor posible

Como sabes, es mejor prevenir que curar. No esperes hasta detectar signos de enfermedad, un seguro te ayudará con los gastos económicos de cuidar de un peludo.

Qué excluyen estas pólizas

Para decidir si el seguro para perros domésticos es importante o no hay que tener todos los datos. Entre ellos, que cosas no incluyen, como estas:

  • Medicina preventiva: vacunas, desparasitaciones, revisiones anuales… estos costes, se pueden preveer en tu presupuesto mensual o anual.
  • Enfermedades o anomalías congénitas.
  • Asistencia veterinaria que no sea necesaria por enfermedad o accidente. Por ejemplo, cirugías estéticas.
  • Acupuntura.

Si estás dudando, lo mejor es hablar con un experto aquí que te ayude.

Cuida de tu amig@ por menos de 0,50€ al día
Ver precios