perros_ptencialmente_peligrosos_seguro_responsabilidad_civil

Tener un perro es una gran alegría, y también una gran responsabilidad. En el caso de los perros PPP, esa responsabilidad se incrementa.

Los perros de por sí no son peligrosos, y la clasificación PPP se refiere más al daño que pueden causar en caso de un ataque que a su agresividad.

Hay perros de cualquier raza que pueden ser peligrosos, ya sea por su educación, por su entorno, por su fuerza, por su territorialidad… Por tanto, hay que prestar atención a cualquier indicio de agresividad para poder educarlos correctamente y evitar que se produzca un ataque.

Uno de los requisitos más importantes para poder cuidar de un perro PPP es tener un seguro de responsabilidad civil para poder cubrir los gastos en caso de que el perro cause una lesión o un accidente.

Te contamos todo lo que tienes que saber para adoptar un perro PPP.

¿Qué hace a un perro potencialmente peligroso?

Es una gran pregunta, porque, en sí, ningún perro es peligroso. Lo peligroso es que se le eduque para que tenga comportamientos violentos, y eso se puede dar en cualquier perro. La cuestión es que los perros considerados PPP tienen unas características morfológicas que, en caso de que ataquen a una persona o a otro animal, pueden producir heridas de gran gravedad. Además, por su historia a lo largo de los años tienen tendencia a la agresividad (la mayoría de ocasiones, porque se les obligaba a participar en peleas como forma de entretenimiento).

Razas de perros PPP en España

Se consideran potencialmente peligrosos los perros que cumplen con algunas características como son: fuerte musculatura, carácter marcado, mandíbulas grandes y fuertes…

En España, existe un listado que recoge las razas PPP, y son estas:

  • Pit Bull Terrier.
  • Staffordshire Bull Terrier.
  • American Staffodshire Terrier.
  • Tosa Inu.
  • Akita Inu.
  • Dogo Argentino.
  • Fila Brasileiro.