perro husky

El Husky Siberiano es un perro mediano que tiene una gran cantidad de pelaje, lo que le hace parecer más grande de lo que en realidad es.

Su origen se sitúa en la tribu Chukchi, un pueblo siberiano que vive principalmente en Chukotka, Rusia. En esa zona se pueden alcanzar una temperatura de hasta -50 grados, por lo que el Husky Siberiano tiene una gran resistencia al frío, al hielo y a la nieve.

Originalmente se utilizaba como perro de trabajo para ayudar a tirar de los trineos durante la caza y durante los desplazamientos por la nieve.

En este post hablamos sobre el Husky Siberiano.

Características del Husky Siberiano

El origen de esta raza es incierto, aunque podría descender de perros chacales y lobos árticos. Se cree que es uno de los perros más antiguos del mundo.

El Husky Siberiano es un perro muy familiar, con instinto de manada. Es por ello que no es adecuado para personas que pasan mucho tiempo fuera de casa. Lo pueden pasar muy mal si pasan mucho tiempo en soledad.

Hay que educarlo correctamente a través del refuerzo positivo para que la convivencia sea agradable.

Es un perro que necesita mucho ejercicio físico. Si es en la naturaleza, mucho mejor. Además, al ser un perro de trabajo, necesita estímulo mental. Hay que ponerles retos para que se sientan felices.

Tamaño

Es un perro mediano-grande. Puede pesar hasta 30 kilos y medir hasta 60 centímetros.

Pelaje

Su pelo es muy abundante y le ayuda a sobrevivir a las bajas temperaturas. El pelaje es grueso, corto y está bien pegado al cuerpo. Tiene un manto de doble capa, lo que le permite cambiar el pelaje para adaptarse a la temperatura exterior (adaptándose así a temperaturas más cálidas).

En cualquier caso, hay que tener cuidado con exponerlo a temperaturas demasiado altas, no está acostumbrado a más de 25 grados. Será más feliz en zonas de montaña y climas más fríos.

Sus colores son habitualmente blanco y negro, aunque puede pasar por los plateados, rojos, marrones…

Enfermedades comunes del Husky

El Husky Siberiano suele tener una buena salud. Pueden llegar a vivir 14 años. Algunas de las dolencias más habituales de la raza son:

  • Problemas en los ojos: glaucoma, cataratas y atrofia progresiva de retina son los más comunes.
  • Problemas físicos como la displasia de cadera o de codo, una enfermedad transversal a casi todas las razas de perros.
  • Epilepsia.
  • Obesidad si no realiza el deporte necesario y si consume más comida de la que necesita.

Curiosidades del Husky Siberiano

  • En vez de ladrar, el Husky aulla o gruñe la mayoría de veces, lo que recuerda a los lobos.
  • Sus ojos pueden ser marrones, rojos o azules. Y también hay algunos que tienen un ojo de cada color, lo que se conoce como heterocromía.

Si tienes un perro, esto te interesa.