lenguaje-canino

Los perros no saben hablar (¡ojalá pudieran!), pero si pueden comunicarse con nosotros y, de hecho, lo hacen constantemente. Aprender el lenguaje canino será muy importante para identificar las necesidades de nuestros peludos y también para establecer una buena relación entre ambos.

No te imaginas la cantidad de tiempo que pasa tu perro observándote para entenderte, y deberías empezar a seguir su ejemplo y observarle a él también para conocerle perfectamente y entender sus señales.

Cuida a tu perro con Mascota Segura.

Entiende el idioma de tu perro: guía básica sobre el lenguaje canino

Comunicación canina: los ladridos

Los ladridos son todo un mundo aparte. Hay que saber que no son una emisión de ruido aleatoria: su función es comunicar algo. Por tanto, es bueno identificar cómo ladra nuestro perro.

Según un estudio de la Universidad de California realizado en 2002, se compararon ladridos en situaciones de juego, de peligro y de estrés. Los que eran más graves y más largos se daban en las situaciones de peligro y estrés.

Los motivos más comunes por los que un perro ladra son la defensa territorial, el miedo, para llamar la atención, por frustración o porque sufra algún trastorno o enfermedad.

Descubre aquí los tipos de ladridos, por qué tu perro ladra tanto y cómo evitarlo.

Comunicación canina: los lamidos

Siempre hemos asociado los lamidos de nuestro perro con una muestra de afecto, pero en realidad los estudios que se han realizado para estudiarlos afirman que también es un lenguaje canino y que hay varios motivos por los que nuestro perro nos da esos lametones:

  • Los perros salvajes al parecer tenían la costumbre de lamer a su madre cuando volvía de cazar como forma de pedir comida.
  • También se ha demostrado que los animales salvajes se lamen unos a otros como forma de saludo.
  • Las perras lamen a sus cachorros para mantenerlos aseados y despiertos.
  • Hay otra teoría que dice que nos lamen porque estamos salados, ni más ni menos.

Si tu perro te lame, puede que también sea por amor, no te preocupes. Normalmente cuando lo hacen, nosotros les devolvemos la muestra de cariño, por lo que ellos asocian a través del refuerzo positivo que es algo que te gusta y lo repiten.

Comunicación canina: el olfateo

Los perros son animales muy sociales, como nosotros, y el olfato juega un papel fundamental en el lenguaje canino. Sobre todo sirve para que los perros se conozcan entre ellos, y también para marcar el territorio. Quizá es la que más nos cuesta entender, porque nosotros no utilizamos tanto el olfato para dejar señales, pero para ellos es de vital importancia, y hay que dejarles tiempo y espacio para que olfateen.

Comunicación canina: la expresión corporal

A través de su cuerpo y sus movimientos los perros se comunican con nosotros. Estas son algunos de los gestos que más información pueden ofrecernos:

  • Miedo: normalmente lo expresan metiendo la cola entre las patas, bajando la cabeza, encorvando la espalda y bajando las orejas.
  • Enfado: es importante conocer esta expresión, ya que antes de que suceda un ataque podemos calmar a nuestro perro. Las señales son orejas hacia adelante, mirada fija, mostrar los dientes y cuerpo echado hacia adelante.
  • Estrés: este se parece bastante al que nos ocurre a nosotros, ya que puede hacer gestos repetitivos como sacudirse, rascarse, olerse… además puede que lo muestre bostezando.
  • Ganas de jugar o salir: hay un gesto típico, que es agachar solo la parte delantera de su cuerpo. También lo pueden indicar moviendo la cola y moviéndose sin parar.

Y tú, ¿conoces el lenguaje canino de tu perro? ¡Déjanos tus comentarios!