Con el invierno llegan temperaturas más frías y otros peligros para nuestras mascotas. A continuación te dejamos nuestros consejos sobre cómo proteger a tu mascota del frío, la oscuridad y otros peligros estacionales.

Consejos para cuidar de nuestros animales en invierno

Todos los perros y en general las mascotas, necesitan un cuidado extra cuando nos encontramos con temperaturas tan bajas como las actuales. Pero aquellos con edad avanzada o razas que tienen un pelaje más fino, son ahora especialmente vulnerables.

Síntomas más comunes:

    • Tu perro no puede dejar de temblar.
    • No tiene ganas de pasear.
    • Muestra una postura encorvada.
    • Levanta las patitas del suelo de manera inusual.

Mantenerlo caliente

    • Ponerle chaquetas, jerseys y botitas.
    • Tenerlos dentro de casa y no en la terraza. (Por lo menos hasta que pasen los efectos de Filomena)
    • Dar paseos más cortos si tu perro es más vulnerable.
    • No dejes a tu perro en el coche.

Mantener los peligros del inviernos lejos de sus patitas

Si tu mascota hace vida en el exterior de tu hogar y durante estos días lo vas a tener en el interior, ten en cuenta esto:

    • Vigila la estufas fáciles de volcar.
    • No dejes a productos anti-congelantes a su alcance.
    • Mucho cuidado con plantas de interior tóxicas. Infórmate bien porque hay varias especies que son peligrosas para su salud.
    • Si no vives en el núcleo urbano, tienes muchas opciones de tener por la casa veneno para roedores.
    • Comida a su alcance: Muchos de los alimentos que nosotros comemos son muy dañinos para nuestros perros (chocolate, queso, frutos secos, pan, etc.)
    • Productos químicos utilizados para derretir hielo o sal.

Es muy importante que durante estos períodos de nevadas y heladas, una vez vuelvas a casa de pasear, le limpies las patitas. Las aceras y calzadas pueden tener sal y productos químicos muy dañinos para tu mascota.

Ahora durante el invierno que contamos con menos horas de luz, podemos hacer que te sientas más seguro paseando con él si le ponéis algún tipo de accesorio reflectante. En muchas tiendas podemos encontrar collares o arneses con esta característica.

Si has aparcado el coche en la calle, mira debajo por si acaso. Muchos animales se esconden debajo en busca de calor.